Las mejores impresoras 3D

Las impresoras 3D son unas máquinas que tienen la capacidad de imprimir figuras con volumen (imágenes que cuentan con alto, ancho y largo) teniendo como base los diseños creados a través de los ordenadores.

Y es que las impresoras 3D lo que permiten en realidad es tener la posibilidad de producir un diseño 3D generado a partir de un ordenador y convertirlo en un modelo 3D físico completamente real. Esto significa que al usar el ordenador para diseñar a través de cualquier programa de Diseño Asistido por Ordenador (CAD), una sencilla taza de café por ejemplo, se podrá imprimir físicamente a través de una impresora 3D y conseguir un resultado físico de la misma taza de café.

Este tipo de impresoras no se encuentran disponibles únicamente para un uso empresarial o industrial, también pueden adquirirse para ser utilizadas de forma personal en los hogares.

En cualquier caso destacan por permitir obtener objetos con volumen, siempre que sea necesario.

¿Cómo funcionan las impresoras 3D?

Las impresoras 3D se caracterizan por ser capaces de imprimir cualquier objeto en sus tres dimensiones, lo cual logran debido a que, de forma sucesiva, construyen capas hasta crear el objeto que se quiere imprimir.

Todas las impresiones 3D empiezan siendo un archivo digital de diseño 3D, el cual después pasa a ser un objeto físico, de modo que tratar de imprimir sin disponer de un archivo de diseño, sería como tratar de imprimir un documento tradicional sin tener archivos de textos.

Dicho archivo es cortado en numerosas capas delgadas, las cuales son enviadas a la impresora 3D que se encarga de colocar una sobre otra hasta lograr obtener el objeto final.

Hay que decir que dependiendo de la tecnología, es posible que varíe el proceso de impresión en sí mismo, comenzando por las impresoras de escritorio. Estas funden el material plástico para después depositarlo dentro de la plataforma de impresión hasta llegar a las grandes impresoras industriales que usan láser con el fin de fundir, a grandes temperaturas, el polvo de metal.

Asimismo poco a poco se hace más frecuente encontrar modelos de impresoras 3D para el hogar, las cuales tienen su base en lo que se conoce como “tecnología de extrusión”, que consiste en dejar salir una sustancia derretida, por lo general se trata de plástico, a través de una abertura.

Para lograrlo es preciso colocar el consumible (hilos de plástico vendidos en bobinas) y/o materia prima dentro de la impresora.

Las mejores impresoras 3D del momento

Hoy en día hay diversas clases de impresoras 3D, pero a pesar de que cada una de ellas cuenta con un mismo propósito: imprimir objetos con sus tres dimensiones, lo cierto es que al ser ofrecidas por distintos fabricantes no todas son iguales.

No obstante y entre las mejores es posible mencionar las siguientes:

Impresoras 3D TIGTAK para Escritorio DIY

Se trata de una impresora 3D de escritorio que destaca por su elevada precisión.

La misma cuenta con un tamaño aproximado de 200x200x180mm y tiene una sencilla estructura que facilita su instalación, además, de permitir obtener impresiones 3D de alta resolución de cualquier objeto.

Igualmente, cabe destacar que entre sus características se encuentran las mencionadas a continuación:

Tecnología avanzada

Cuenta con una boquilla inteligente y de gran resolución que se ajusta a los requisitos particulares que presenta su alta precisión. Dispone de un motor opcional y funciona con alta velocidad de unos 0.2, 0.3 y 0.4mm, además, permite adaptarla fácilmente mientras se encuentra en funcionamiento.

Wide aplicación

Dispone de cinco llaves que facilitan su operación. Es ideal para el uso en oficinas, hogares y centros de educación. Permite imprimir juguetes infantiles, personajes de películas, herramientas médicas, etc.

Comgrow reality Ender

Consiste en una impresora 3D que se caracteriza por tener un sistema de reanudación de impresión, ideal para esos momentos en que se presenta inesperadamente un corte de energía eléctrica o al surgir algún factor que no permita continuar con la impresión.

Asimismo, la extrusora (herramienta en la cual se coloca el material usado para imprimir objetos 3D que poseen una sección transversal fija y bien definida) disminuye significativamente tanto el riesgo de posibles obstrucciones como la mala extrusión. De igual modo, hay que destacar que al disponer de la V-slot que tiene la rueda POM, tiene la capacidad de funcionar de forma estable y duradera, sin hacer ningún ruido.

Haz clic aquí y hazte con uno de ellos.

Monoprice Select Mini 3D

Es una impresora 3D que ofrece a sus usuarios una autonomía de aproximadamente unos 60 minutos para cada impresión.

Cuenta con una cama caliente capaz de hacer que la impresora funcione perfectamente al trabajar con toda clase de filamentos, ya sean los materiales más básico (ABS o PLA) o materiales más avanzados (PLA conductivo y PVA soluble), en tanto que los mismos posean una medida de al menos 1,75mm.

¿Estás interesado en adquirir uno? Sigue este enlace.

Redactora en Monitorizo España.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Más Información

Ver Política de cookies

Close